Estilo arquitectónico

En el texto fundacional de la AS, Perry y Wolf establecen el razonamiento sobre estilos de arquitectura como uno de los aspectos fundamentales de la disciplina. Un estilo es un concepto descriptivo que define una forma de articulación u organización arquitectónica. El conjunto de los estilos cataloga las formas básicas posibles de estructuras de software, mientras que las formas complejas se articulan mediante composición de los estilos fundamentales.
Sucintamente descritos, los estilos conjugan elementos (o “componentes”), conectores, configuraciones y restricciones. Al estipular los conectores como elemento de juicio de primera clase, el concepto de estilo, incidentalmente, se sitúa en un orden de discurso y de método que el modelado orientado a objetos en general y UML en  particular no cubren satisfactoriamente. La descripción de un estilo se puede formular en lenguaje natural o en diagramas, pero lo mejor es hacerlo en un lenguaje de descripción arquitectónica o en lenguajes formales de especificación.

Conviene caracterizar el escenario que ha motivado la aparición del concepto de estilo, antes siquiera de intentar definirlo. Desde los inicios de la arquitectura de software, se observó que en la práctica del diseño y la implementación ciertas regularidades de configuración aparecían una y otra vez como respuesta a similares demandas. El número de esas formas no parecía ser muy grande. Muy pronto se las llamó estilos, por analogía con el uso del término en arquitectura de edificios. Un estilo describe entonces una clase de arquitectura, o piezas identificables de las arquitecturas empíricamente dadas. Esas piezas se encuentran repetidamente en la práctica, trasuntando la existencia de decisiones estructurales coherentes. 

Igual que los patrones de arquitectura y diseño, todos los estilos tienen un nombre:  cliente-servidor, modelo-vista-controlador, tubería-filtros, arquitectura en capas…

Con la intención de hacer una comparación clara entre estilo arquitectónico y
patrón arquitectónico, la tabla 11 presenta las diferencias entre estos conceptos,
construida a partir del planteamiento de Buschmann et al. (1996).

 

       

La figura 1.1 presenta la relación de abstracción existente entre los conceptos de estilo arquitectónico, patrón arquitectónico y patrón de diseño. En ella se representa el planteamiento de Buschmann et al. (1996), que propone el desarrollo de arquitecturas de software como un sistema de patrones, y distintos niveles de abstracción.

Fuentes: 

  • Introducción a la Arquitectura de Software (Carlos Billy Reynoso)
  • Estilos y Patrones en la Estrategia de Arquitectura de Microsoft (Carlos Billy Reynoso)
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s